Un día en Europa Park

Europa Park es uno de los parques de atracciones más grandes de Europa y uno de los más visitados. Está en Rust, Alemania, y lo visitamos por primera vez durante nuestro viaje por la Selva Negra . Sin embargo, por aquél entonces, nuestra hija tenía 4 años y sus intereses eran otros.

Gracias a su localización, se llega muy fácilmente tanto de cualquier punto de la Selva Negra como desde la Alsacia, cosa que hicimos nosotros durante nuestro viaje este verano, que te contaré en breve. Como ya he comentado en otras ocasiones, en nuestros viajes siempre intentamos que haya un día “infantil”; normalmente suele ser un parque de atracciones o similar, como moneda de cambio o premio para nuestra hija. Bueno, esa es la excusa, porque reconozco que a la parte adulta de La Maleta Preparada le encanta los parques de atracciones.

Europa Park
Entrada Europa Park

 

 El parque está dividido en 17 áreas, 13 de las cuales llevan nombres de países europeos. Al igual que en otros parques temáticos, hay atracciones para toda la familia, para todos los gustos y para todos los niveles de osadía.

Además, hay varias atracciones de agua, cosa que agradecimos muchísimo dadas las altas temperaturas que nos tocó ese día: buscábamos mojarnos para aguantar fresquitos la siguiente cola porque, ¡oh, sí! tuvimos la feliz idea de ir un domingo, y había muchísima gente.
Continuar leyendo “Un día en Europa Park”

Road trip por Alemania

Hace unos años, nos hicimos un road trip por Alemania: no demasiado extenso, aunque a nosotros nos cundió un montón…y nos puso la miel en los labios, dándonos ideas para futuros viajes.

Como ya he comentado en otras ocasiones, en casa nos encanta planear los viajes: desde buscar los billetes más económicos dentro de nuestras fechas, a definir rutas, alojamientos, visitas, etc…

Continuar leyendo “Road trip por Alemania”

Landhaus lauble: hotel con encanto en la Selva Negra

Cuando viajamos, tanto a mi marido como a mi, nos gusta alojarnos en algún momento del viaje en un sitio con encanto, acogedor, aunque eso, a veces, haga que nos salgamos un poquito de nuestro presupuesto.

Nos gusta mucho buscar ese rinconcito distinto, o muy típico, que recordar con un cariño especial a la vuelta a casa. Y algo así, un poco alejado del “mundanal ruido” y bucólico, era lo que buscábamos durante nuestro viaje a Alemania en el 2009 (¡cuánto ha llovido desde entonces!)

Fachada hotel Landhaus Lauble