Cómo organizar un viaje a Malasia y Singapur

Como tantas otras veces, este año decidimos el destino de nuestro viaje en enero o febrero, como muy tarde. Al final, y tras descartar Vietnam (que dejaremos para un viaje más adelante, sin niña) y nuestra vuelta a USA (el alojamiento lo encontramos carísimo para lo que ofrecían en algunos casos), nos decidimos por Malasia y Singapur, destinos a los que llevábamos tiempo echándoles el ojo.

Lo primero, y el factor fundamental que nos ayudó a tomar la decisión, fueron los billetes. Miramos varias compañías aéreas y encontramos que Singapore Airlines nos ofrecía horarios muy cómodos y un precio muy bueno: así, nuestro vuelo Barcelona-Kuala Lumpur-Singapur-Barcelona, no llegó a los 450€/persona. Para nosotros, un chollo, la verdad.

Pantalla vuelo Singapore Airlines
Pantalla vuelo Singapore Airlines

Eso, unido a que sabíamos que tanto el alojamiento como las comidas en Malasia no eran caros, hizo que nos termináramos de decidir.

Debido a nuestros trabajos, y a otras escapadas que tenemos planeadas para este año, este verano teníamos unas fechas un tanto limitadas que nos permitían disponer de 16 días útiles entre Malasia y Singapur. En función de esos días, organizamos nuestra ruta por Malasia y dejamos Singapur para la parte final del viaje.

Voy a ser sincera: aparte de Kuala Lumpur y sus torres Petronas, no conocía mucho más de Malasia antes de ponerme a organizar nuestra ruta por el país. Leyendo foros y blogs, me di cuenta de cuántas cosas interesantes había para ver allí.

Nuestra ruta

En función de nuestros intereses, el tiempo y nuestra economía, dividimos el viaje, de alguna forma, en 4 “etapas”:

– Visita a Kuala Lumpur y excursiones desde allí. Nuestra intención era, si el tiempo nos lo permitía (no el climatológico, sino el otro), aparte de visitar la capital malasia, hacer excursiones de un día desde allí: Cameron Higlands y tal vez Malaca. Teníamos 5 días útiles en Kuala Lumpur, así que tampoco nos iba a dar tiempo a mucho más. Efectivamente, al final, sólo nos movimos de Kuala Lumpur para ir a las Cameron Highlands.

Torres Petronas
Torres Petronas

– En nuestra 2º etapa de viaje, volamos hasta la costa oeste malasia, a Georgetown, ciudad patrimonio de la Unesco en el estrecho de Malaca. Dos días allí nos dieron tiempo para disfrutar de sus murales en las paredes, sus calles coloridas y su gastronomía.

Arte callejero en Georgetown
Arte callejero en Georgetown

– Para nuestra 3º etapa, elegimos las islas Perenthian, en concreto, Pulau Besar (la isla grande). Para llegar allí, volamos desde Georgetown hasta Kota Bharu y luego llegamos en taxi hasta Kuala Bessut, donde está el embarcadero desde el que salen las barcas hasta las islas. Allí nos quedamos en el Coral View Island Resort. Fueron días de relax total y absoluto.

Pulau Besar, Perhentian Islands
Pulau Besar, Perhentian Islands

– Para nuestra última etapa de viaje volamos a Kuala Lumpur sólo para dormir una última noche y al día siguiente volar a Singapur, que nos encantó. En Singapur, nos quedamos 4 días. Suficientes para hacerte una idea.

Marina Bay
Marina Bay

Hasta llegar a esta distribución le dimos muchas vueltas. Tuvimos que descartar Taman Negara, por que llegar allí desde Kuala Lumpur requería mínimo 4 horas en coche, y no nos merecía la pena ir para una sola noche y ni siquiera 24 horas en total. Nos dio mucha pena, nos habría encantado ir, pero, tal vez la próxima vez.

Desde Kuala Lumpur también habríamos querido ir a Malaca, pero al final, decidimos tomarnos KL con un poco más de calma y no dejarnos nada atrás. Además, el calor y la humedad nos “ralentizaban” y creo que eso nos influyó.

Cómo moverse por Malasia

Mientras organizábamos el viaje, leíamos que mucha gente se movía por carretera, sobre todo en guagua (autobús) o taxi. Si bien es cierto que esta opción es bastante válida y nada cara, el factor tiempo nos influía, por lo que  decidimos hacer todos los trayectos internos en avión. Estos fueron:

-Kuala Lumpur-Penang, con AirAsia.

– Penang- Kota Bharu, con Firefly.

– Kota Bharu-Kuala Lumpur, con AirAsia.

– Kuala Lumpur-Singapur, con Singapore Airlines (éste estaba incluido en nuestro billete de i/v a España).

Hay muchas agencias con las que se pueden contratar los transportes por carretera, e incluso puedes concretar con taxistas que te llevan pero, repito, para nosotros, el tiempo era valioso y “compramos tiempo” yendo en avión.

Alojamiento

Como en cualquier parte, tanto en Malasia como en Singapur, puedes encontrar un rango decente de alojamientos de distintos precios y categorías.

Obviamente, es en Kuala Lumpur donde más oferta hay: puedes encontrar hoteles de 1 a 5 estrellas, hostels, …. lo que quieras. Sin embargo, una vez sales de ahí, ésta se reduce un poco y hay que mirar un poco más con lupa. Hay variedad de lugares para alojarte pero, salvo excepciones, la categoría baja un poco.

En Singapur, pasa como en Kuala Lumpur y hay para todos los gustos.

Yo reconozco que siempre miro y remiro antes de tomar una decisión que coincida con mis mínimos y nuestro presupuesto y, normalmente, no nos equivocamos.

Salvo alguna excepción, en la que reservamos directamente con el hotel, todas nuestras reservas las hicimos a través de Booking.

Nuestros hoteles en todo el viaje fueron:

– Kuala Lumpur: Hotel Transit Kuala Lumpur. Situado casi al lado de Pudu Sentral, razón por la que lo elegimos y la parada de monorail Plaza Rakyat. Hotel correcto, básico, nada caro y con desayuno.

– Georgetown (Penang): Hotel Reunion Heritage House. Muy coqueto y cómodo para moverte por el centro de la ciudad y ver las principales atracciones de Georgetown, como sus murales callejeros.

Hotel Reunion Heritage Georgetown
Hotel Reunion Heritage Georgetown

– Perhentian Pulau Besar: Coral View Island Resort. Este fue el único hotel que reservamos directamente (y no fue fácil) porque por la web no va muy bien. Según pudimos leer es de lo mejor de la isla aunque, como siempre, en estas cosas, para gustos colores. A nosotros nos gustó mucho.

– Singapur: Destination Singapore Beach Road. Si bien no estaba en el “meollo”, sí estaba muy bien comunicado con las principales atracciones de la ciudad. Además, justo enfrente, uno de los principales hawker centers de Singapur, el Golden Mile Food Center, donde desayunábamos.

Una nueva experiencia asiática

En total, 19 días fuera de casa, varios vuelos tanto internacionales como internos, algunas horas de carretera y mucho calor. ¿Su precio? Incluyendo vuelos, hoteles, transportes, comida, entradas a lugares de interés y caprichos…..sobre los 5.000€ las 3 personas. Haremos un post para desglosar nuestros gastos.

Por si te lo estás preguntando, este es un destino seguro cómodo para moverte por tu cuenta, sin problemas con el idioma porque allí te comunicas en inglés y, sí, se puede ir con niños si es tu caso. Vale que la nuestra ya está en la preadolescencia, pero vimos a muchas familias con niños más pequeños.

Después del viaje a Japón, cada vez le vamos cogiendo más el gustillo a viajar a Asia y, para no variar, durante este viaje se fueron gestando algunas ideas para el futuro…..¡¡¡ay, quién tuviera tiempo para viajar más!!! (del dinero, mejor no hablamos).

 

 

Comparte si te ha gustado.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

2 opiniones en “Cómo organizar un viaje a Malasia y Singapur”

  1. Es un destino al que tengo ganas hace mucho tiempo. ¿Vosotros no os pusistéis vacunas? Es que de momento no nos hemos animado con nuestra peque por el tema de las vacunas.
    Por cierto, Vietnam es un destino fascinante también!!! Os lo aconsejo!

    1. ¡Hola, Mari Carmen!
      Nosotros no nos vacunamos porque dentro de nuestra ruta no había ningún lugar “peligroso”: no íbamos a adentrarnos en zonas excesivamente rurales, ni boscosas o selva y por eso, en ese aspecto, nos “relajamos” un poco.
      Mi médico de cabecera insistió en que, al menos, me pusiera la vacuna contra el tétanos, por si acaso, pero nada más. Y con la “niña” (ya tiene 12 años), como está al día con las vacunas recomendadas para su edad, pues tampoco. Como te comento, yo creo que todo depende un poco de la ruta que vayas a hacer.

      Y lo de Vietnam…¡¡tenemos unas ganas!!. Nos apetece mucho ir desde hace ya varios años pero siempre, por una cosa o por otra, se va quedando relegado….a ver si pronto podemos.
      ¡Gracias por comentar! ¡Nos leemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *