“Nuestra” casa cerca de Como

Como te comentaba en otro post, según a donde vayamos, solemos rehuir de grandes hoteles y, si vamos a tener varios alojamientos durante nuestro viaje, nos gusta, al menos para uno de ellos, buscar el hotelito (o B&B o guesthouse) con encanto (siempre según nuestro criterio, claro), que nos podamos permitir.

En este caso, situamos nuestro campamento base para para visitar la zona del lago di Como en un B&B en un pueblito llamado Albese con Cassano, a unos 10 minutos en coche de Como y muy cómodo como punto de partida para todas nuestras visitas a la zona del lago: Il Montesino bed and breakfast.

il-montesino-bb-jardin
Il Montesino B&B (Jardín y fachada principal)

La propiedad es un único edificio en el que, por un lado, viven los dueños y, por el otro, se ubican las habitaciones. Además, hay una cocina utilizada por los dueños para preparar los desayunos y un salón común. El entorno es muy tranquilo e invita al relax después de un día de turismo.

Nuestra casa cerca de Como

Por su ubicación, en una pequeña colina, tiene unas vistas espectaculares. En los días claros se puede ver el Monte Rosso, una de las principales montañas de los Alpes Réticos, que se extienden por Austria e Italia. También se puede distinguir desde el jardín, el Castillo de Baradello, de importancia histórica para Como, por su ubicación estratégica.

Hubo muchas cosas que nos hicieron decidirnos por este bed and breakfast. Por un lado, el hecho de que tuviera no sólo un inmenso jardín en la zona delantera, sino que también estaba bordeado por la parte de atrás de un pequeño bosque de castaños, nogales, etc….ideal para pasear o para correr.

También nos ayudó a decidirnos el hecho de que las habitaciones son amplias. En nuestro caso, la habitación tirolesa, podían quedarse hasta 4 personas. Además, las vistas eran geniales.

il-montesino-bb-habitacion-tirolesa-copia
Il Montesino B&B. Habitación tirolesa.
il-montesino-bb-piscina
Il Montesino B&B (Piscina)

Otra de las características  que nos ayudó a decidirnos por Il Montesino fue su piscina, pensando en refrescarnos durante esas tardes de agosto. Todos los días que estuvimos allí nos dimos un baño en ella antes de salir a cenar.

Nos encantó también el hecho de que al tener tan poquitas habitaciones te hace sentir casi como si volvieras a casa, al no encontrarte con un lugar abarrotado de gente. Además, el trato es muy personalizado.

¡Esos desayunos caseros!

Pero si hubo algo con lo que realmente disfrutamos, sobre todo la parte infantil de La Maleta Preparada, fue con los desayunos. Tengo que decir que nuestra hija es crítica no-oficial de los desayunos de hotel. Al ser verano, Anna María, la dueña, montaba las mesas de desayuno en el jardín.

Desayuno en el jardín. Il Montesino B&B. Como
Desayuno en el jardín. Il Montesino B&B. Como

En él, ponía también una mesa con un pequeño buffet con lo típico (embutidos, quesos, zumos, fruta, pan etc…). Además, también solía haber muchos productos caseros, como tartas y tarrinas dulces preparadas por ella. De esto damos fe porque por las tardes, al volver, la cocina olía a gloria.

desayuno-en-il-montesino-bb
Desayuno en Il Montesino B&B

Y si no te apetece salir a cenar, ellos te ofrecen un menú, aunque nosotros no lo probamos.

Desde nuestro punto de vista, esta es una opción ideal como punto de partida para visitar el lago di Como.

Comparte si te ha gustado.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

2 opiniones en ““Nuestra” casa cerca de Como”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *