Mimos en el Meliá Tamarindos

Hace un par de fines de semana, aprovechando que la niña se iba a dormir a casa de unos amigos , decidimos que deberíamos “echarla de menos” fuera de casa, y, sacrificados, reservamos en el hotel Meliá Tamarindos, en el sur de la isla de Gran Canaria. Vamos, para mi, a 50 kilómetros de casa, pero lo he disfrutado como si fueran muchísimos más.

Jardín del Meliá Tamarindos
Jardín del Meliá Tamarindos

Si bien este es uno de los hoteles más antiguos de la zona sur de la isla, es bien cierto que ha sabido ir con los tiempos y se mantiene actualizado.

Jardín del Meliá Tamarindos
Jardín del Meliá Tamarindos

Partiendo de la base de que es un hotel Meliá y eso ya da una serie de garantías, una de las cosas que más me gusta a mi de este hotel es que está en primera línea de playa, con acceso directo a la misma desde las instalaciones del hotel.

No era la primera vez que nos quedábamos aquí, pero sí es cierto que ya hacía 5 años que no lo hacíamos. Para una noche, decidimos contratar el todo incluído puesto que nuestra intención era ir, como mucho, a darnos un bañito a la playa y volver a la hamaca en el hotel.

Piscina Meliá Tamarindos
Piscina Meliá Tamarindos

Y así lo hicimos: hamaca-piscina-hamaca-bar-hamaca-playa-piscina-bar…Esa ha sido, más o menos, nuestra rutina del fin de semana 😉

Piscina Meliá Tamarindos
Piscina Meliá Tamarindos

En cuanto a instalaciones en el hotel, yo destacaría el inmenso jardín con plantas autóctonas que, de alguna manera, separa o une, según como lo miremos, el edificio principal de la zona de piscinas, el spa, el gimnasio, etc…

Jardín Meliá Tamarindos
Jardín Meliá Tamarindos

La inmensa habitación que nos dieron, con increíbles vistas al mar, la variada gastronomía,y la posibilidad de disfrutar de las ventajas del Servicio Real, hicieron de este fin de semana algo maravilloso.

Habitación Meliá Tamarindos
Habitación Meliá Tamarindos

El Servicio Real en Meliá te da una serie de privilegios, que incluyen, entre otros una zona de solarium con jacuzzi exclusivo.

Solarium Meliá Tamarindos
Solarium Meliá Tamarindos
Solarium Meliá Tamarindos
Solarium Meliá Tamarindos
Jacuzzi Meliá Tamarindos
Jacuzzi Meliá Tamarindos

Por otro lado, el trato que te da el personal del hotel es increíble, desde aquellos a quienes ves, como el personal de recepción (gracias Sergio) hasta los que no ves (gracias, Frank y Marcos). Entre todos, han conseguido que nos sintiéramos mimados durante el fin de semana.

 

Comparte si te ha gustado.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

1 opinión en “Mimos en el Meliá Tamarindos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *