Costa Rica, Pura Vida (I)

¿Si te cuento que hace unos años queríamos ir a Costa Rica y que, poco después, nos ganamos un viaje a ese mismo destino me creerías? Espero que sí, porque así fue.

De esto hace ya unos años. Llevábamos un tiempo pensando que sería un destino bonito para ir, y habíamos pensado en ir, pero no nos pusimos a ello. Un domingo, viendo un programa en la televisión local, como publicidad a una mayorista de viaje, sorteaban viajes entre aquellos que enviaran un correo electrónico con sus datos. Mi marido me dijo “Lo voy a mandar, a ver si este año, nos vamos gratis de vacaciones”.

Yo ya había olvidado todo esto cuando un día recibo una llamada comunicándome que había sido agraciada en el sorteo del viaje. Imagínense mi sorpresa y alegría cuando me dicen a dónde era…¡a Costa Rica! ¡No me lo creía! ¡Vacaciones gratis!

Tortuguero

El viaje no era “de mi estilo”, sino a organizado a través de una agencia de viajes. Tampoco pude yo elegir la ruta, puesto que el premio era con un itinerario en concreto, pero estuvo bien, salvo una parte que yo no habría incluido. No obstante, ninguna queja al respecto.

Una noche en San José….y rumbo a Tortuguero

Nuestro viaje comenzó en Madrid, con un vuelo hasta San José de Costa Rica con la desaparecida Air Comet (sí, hace ya unos añitos de esto). El avión más cutre y más low cost en los que he viajado en mi vida. Tras un pequeño susto en el que el avión tuvo que desviarse temporalmente de su rumbo y que nos retrasó al llegar a la capital costaricense, allí estábamos.

Nuestra primera noche, la pasamos en San José, pero, debido al retraso, sólo nos dio tiempo a llegar al hotel, cenar algo y dormir porque muy temprano al día siguiente, nos dividían en grupos para que cada uno siguiera su itinerario. El nuestro era Tortuguero-Arenal-Playa Jacó.

Los recorridos los hicimos en autobuses. Si bien en cada recorrido llevábamos un guía acompañante, al llegar a cada destino, nos separaban en pequeños grupos con nuestro propio guía local. Y nuestro primer destino fue Tortuguero.

Hay que tener en mente una cosa cuando viajas a Costa Rica: es turismo de naturaleza pura y dura, con todas las ventajas e inconvenientes que esto pueda traer consigo.

El Parque Nacional de Tortuguero es uno de los 28 parques nacionales de Costa Rica, y cuenta con casi 84000 hectáreas (entre terrestres y marinas). Posee muchísimos canales y una flora y fauna bastante ricas.

Canal en Tortuguero

Durmiendo en cabañas y una mascota un tanto peculiar

En Tortuguero, nos alojamos en unas cabañas muy chulas en el Evergreen Lodge. Eran bastante básicas aunque cómodas. Acústicamente hablando, no eran muy íntimas que digamos, porque se oían todos los ruidos de las demás cabañas, je je.

Evergreen Lodge

Todas las visitas y excursiones que hicimos, tanto aquí como en el resto del país, fueron relacionadas con la naturaleza. Era curioso, porque nuestra guía en Tortuguero nos advertía del tipo de ropa a llevar, de si debíamos ponernos protector solar o no, o repelente de mosquitos, o si podíamos ir con calzado normal o usar las botas de agua que nos proporcionaba el hotel. Muy útil y bien organizado todo.

Pueblo de Tortuguero

La excursión estrella que puedes hacer en Tortuguero es la del desove de las tortugas, que se lleva a cabo por la noche. Nosotros no la hicimos porque en la época del año en la que estábamos, ya no se veían tantas. Aún así, por la mañana sí pudimos ir a contemplar los resultados y tuvimos la oportunidad de ver “bebés tortuga”…

Bebé tortuga

Otro de los días, nos levantaron tempranito (tanto que casi fuimos en ayunas)  para hacer un tour por los canales, para admirar la flora pero, sobre todo, a fauna: vimos desde caimanes….¡hasta un perezoso! Después del desayuno, ese mismo día, nuestra guía nos llevó a hacer una caminata por el bosque tropical…

Canal Tortuguero

Una de las experiencias que no voy a olvidar de ese viaje fue la de ver los ojos brillantes de los cocodrilos o caimanes “flotando” en los canales de noche. Además, en este hotel tenían un caimán “domesticado”, que acudía a la orilla cuando lo llamaban golpeando una salchicha en el suelo. Le llamaban “Tosty” y fuimos testigos de la alegría de los empleados del hotel al volver a verlo porque hacía tiempo que no lo veían y pensaban que le podía haber pasado algo…¡cosas de la vida!

Tosty

Después de nuestros días en Tortuguero, la siguiente etapa del viaje fue en el pueblo de La Fortuna, donde está el Volcán Arenal….pero esto te lo contaré en otro post, ¿de acuerdo?

Hasta pronto y ¡pura vida!

 

Comparte si te ha gustado.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

2 opiniones en “Costa Rica, Pura Vida (I)”

  1. ¡Pues vaya suerte! nosotros este año queremos ir a Tailandia ( lo dejo dicho) a ver si nos toca un viaje jeje.
    La verdad es que es un pedazo viaje y tiene que ser con tanta naturaleza Super bonito de ver, y lo del caimán de lo mas curioso 🙂

    ¡Saludos!

    1. ¿Has dicho lo de que quieren ir a Tailandia bien alto y muchas veces? Ja, ja….espero que les ocurra los mismo que a nosotros!

      Disfrutamos mucho de este viaje, la verdad, nos encantó.
      ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *