Contacto

Siempre me ha encantado recibir cartas. Ahora, con los maravillosos avances de la tecnología, lo normal es recibir mails. Si bien ya hemos perdido el “romanticismo” de acechar al cartero a ver si trae cartas, me sigue encantando la sensación de recibir noticias de otras personas en mi bandeja de entrada.

Así que si te apetece contarme o preguntarme algo, ¡ya sabes que me hará muchísima ilusión recibir noticias tuyas!