Planificando viaje a Estambul

Por 2º año
consecutivo, no elijo yo el destino del viaje familiar del verano.
Muchas veces, hemos vuelto de un viaje ya con la decisión tomada sobre
el destino del año siguiente o, al menos, una idea de qué nos gustaría
hacer: no es que seamos impacientes, sino que nos apasiona….
Este
año, como digo, por 2ª vez, ha sido mi marido quién ha decidido el
destino: Estambul.

Mezquita Azul

Todo el mundo que conozco o leo, ha vuelto enamorad@
de allí…y tengo miedo de que mis expectativas sean demasiado altas, y
llegar allí y encontrarme con que no es lo que esperaba, desilusionarme tal vez (muchos dirán: “¡Sacrilegio!”). Pero bueno, ésta que les escribe, siempre intenta sacar todo lo positivo de
cualquiera de sus viajes (que no son tan numerosos como a mi me
gustaría).

Y
aquí estoy, completamente inmersa en la organización de este viaje, que
supondrá una humilde aventura más de nuestra pequeña familia. ¡¡Y cómo
disfruto yo de estos preliminares!!
Ya tenemos vuelos, hotel, enumerados y localizados los “must” de Estambul, lo “turísticamente correcto
, y ahora estoy en la búsqueda de esos rincones que no suelen aparecer
en las guías de viaje convencionales: ese enclave para la foto perfecta,
un café con encanto, una colina desde donde hay vistas
espectaculares….para poder plasmarlo todo por aquí a la vuelta.

¡Deseadme suerte!